NUEVAS AYUDAS DIRECTAS, RE-CAPITALIZACIONES

22 abril, 2021

NUEVAS AYUDAS DIRECTAS , RE-CAPITALITZACIONES

El subsidio será de 200.000 euros como máximo, para autónomos y empresas que hayan perdido un 30% o más de su facturación al 2020.

El Boletín Oficial del Estado ha publicado en el Real decreto ley 5/2021, de 12 de marzo, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial, que moviliza 11.000 millones de euros en ayudas directas a las empresas y autónomos, mediante subvenciones, reducción de costes y refuerzo amento de su capital.

El alargamiento de la crisis sanitaria y los efectos en la economía de las normas adoptadas para frenar su expansión han hecho necesario aprobar nuevas fórmulas para reforzar la solvencia y evitar un deterioro patrimonial en empresas viables.

Para poder beneficiarse de estas ayudas las empresas y autónomos:

CONDICIONES QUE TIENEN QUE CUMPLIR:

  • Haber sufrido una caída de los ingresos del 30% o superior al 2020
  • Mantener su actividad hasta el 30 de junio de 2022
  • Estar al corriente de pago tanto a Hacienda como la Seguridad Social.
  • Tener una actividad incluida en alguno de los códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas del anexo del decreto.

 NO PODRÁN:

  • Tener domicilio fiscal a un paraíso fiscal
  • Repartir dividendos ni subir los salarios de sus equipos directivos en un plazo de 2 años
  • Estar sometidas a un procedimiento concursal
  • Haber cesado en su actividad en el momento de la solicitud

Primera línea de ayudas. 7.000 m€

Se crea una nueva Línea Covid para reducir el endeudamiento subscrito a partir de marzo de 2020 por empresas y autónomos con una actividad afectada negativamente por la pandemia. La dotación de esta línea es de 7.000 M€.

DESTINO QUE SE PUEDE DAR A ESTOS FONDOS:

Los fondos se pueden usar para cubrir gastos fijos (salarios, arrendamientos, suministro de energía, cambio de potencia …) y reducir deuda con proveedores siempre que estas obligaciones:

  • Se hubieran generado entre el 1 de marzo del 2020 y el 31 de mayo de 2021 y
  • Procedan de contratos anteriores al 13 de marzo de 2021, fecha de entrada en vigor de este nuevo Real decreto ley

CUANTÍA:
Los empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación objetiva en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas podrán pedir un máximo de 3.000€, mientras que para el resto de los autónomos y empresas la ayuda no podrá ser inferior a 4.000€ ni superior a 200.000€.

LÍMITES:
Empresarios y profesionales con una caída de ingresos de más de un 30% al 2020 respeto el 2019, la ayuda máxima que se concederá será del:

  • El 40% de la caída del volumen de ingresos en el año 2020 respecto del año 2019 que supere el 30%, en el caso de empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación directa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, así como las entidades y establecimientos permanentes que tengan un máximo de 10 trabajadores.
  • El 20% del importe de la caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30%, en el caso de entidades y empresarios o profesionales y establecimientos permanentes que tengan más de 10 trabajadores.

Ejemplo (empresa de menos de 10 empleados):

Ingresos 2019: 300.000€

Ingresos 2020: 150.000€

Caída de ingresos: 50% (superior al 30%)

Ayuda: 40% de 60.000€, ( el 40% de la diferencia entre 150.000€ – 30% (300.000€))

Ayuda: 24.000€

DE QUÉ SECTORES TIENEN QUE SER LAS EMPRESAS QUE PUEDEN PEDIR La AYUDA?

Podrán acceder todas las empresas y autónomos del sector de la hostelería y la restauración, los sectores con acceso a los ERTE ampliados que establece el Real decreto ley 2/2021, y otros especialmente afectados por la pandemia, como las actividades de la industria manufacturera relacionadas con el comercio y la hostelería; comercio al por mayor y minorista; sectores auxiliares al transporte; mantenimiento aeronáutico, y actividades relacionadas con la cultura y las actividades deportivas. En total, son cerca de un centenar las actividades a las cuales podrán llegar los recursos.

PLAZOS PARA PEDIR LAS AYUDAS

Estas ayudas tardarán a llegar un mes y medio aproximadamente. Una vez lo “gobierno” tenga formalizada la orden de reparto en las comunidades autónomas., serán estas las que las tendrán que canalizar.

Todo parece indicar que en el mes de mayo las comunidades podrían iniciar su distribución.

GESTIÓN DE LAS AYUDAS

Este nuevo fondo será gestionado por las comunidades autónomas, si bien la Agencia Tributaria controlará los requisitos exigidos para obtener las prestaciones y Baleares y Canarias tendrán una partida especial de 2.000 millones por el impacto especial en el sector turístico.

Segunda línea de ayudas. 3.000 m€

3.000 millones de euros por reestructuración de deuda financiera
Esta segunda vía contará con una dotación de 3.000 millones de euros que se destinarán a reestructurar los 121.000 millones en créditos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).
Se trata de medidas adicionales de flexibilización de los préstamos dotados con aval público, para permitir que esta financiación se incorpore a los procesos de refinanciación y reestructuración pactados entre los bancos y sus clientes.

ALCANCE DE LA MEDIDA

En base al análisis que haga cada entidad financiera, se podrá acordar:
• Extender por un periodo adicional el plazo de vencimiento de los préstamos con aval público.
• Convertir los préstamos con aval público en préstamos participativos, medida que reforzará los recursos propios de las empresas beneficiarias al tener estos préstamos un tratamiento equivalente al capital a efectos mercantiles.
• Conceder (como último recurso y con carácter excepcional) ayudas directas para reducir la financiación con aval público solicitada durante la pandemia.

BENEFICIARIOS

Las ayudas se pueden destinar a las empresas que cumplan los criterios de elegibilidad que se establecerán en un próximo Acuerdo de Consejo de Ministros, dentro de un proceso de re-negociación en el cual las entidades financieras tendrán que asumir la parte proporcional de la reducción del préstamo que los corresponda.

CÓDIGO DE BUENAS PRÁCTICAS

Igualmente, mediante Acuerdo de Consejo de Ministros se desarrollará el contenido de un Código de Buenas Prácticas, que podrá ser subscrito voluntariamente por los bancos para asegurar una adecuada respuesta del sector financiero ante esta excepcional situación económica.

Será un protocolo similar al existente en el ámbito hipotecario, para favorecer una actuación “coordinada y eficiente” de las entidades de crédito en apoyo de empresas viables con problemas puntuales de solvencia.

IMPAGOS
Se encomienda a las entidades financieras los procedimientos de recuperación de los avales impagados, obviando la regulación establecida en la Ley 47/2003, de 26 de noviembre, general presupuestaria. Todo esto sin perjuicio de los sistemas de control y gestión que puedan implementarse para prevenir la existencia de conflictos de interés.

ARANCELES NOTARIALES

Los derechos arancelarios notariales y registrales derivadas de la formalización e inscripción de estas operaciones se bonificarán en un 50 por ciento.

Tercera línea de ayudas. 1.000 m€

1.000 millones de euros para un fondo de re-capitalización de empresas
En tercer lugar, y para los casos en que las medidas anteriores no hayan estado suficientes se crea un fondo de re-capitalización de empresas de medida mediana que será gestionado a través de la Compañía Española de Financiación de a el Desarrollo (Cofides) y contará con una dotación de 1.000 millones de euros, a repartir de manera similar al fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas que gestiona desde julio la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Los fondos se otorgarán en forma de instrumentos financieros, como préstamos ordinarios, préstamos participativos, capital u otros.

Recordáis que estas medidas se suman a otros ya vigentes, como las moratorias para el pago de impuestos y cotizaciones a la Seguridad Social y otras prórrogas reguladas por la devolución de los créditos públicos, créditos hipotecarios y préstamos sin garantía hipotecaria con entidades financieras, o de alquileres en el caso de autónomos o personas vulnerables.

Ampliación de los plazos de ejecución y justificación de proyectos industriales beneficiarios de ayudas

Con el fin de reforzar la solvencia de las empresas, aportando una mayor flexibilidad en el cumplimiento de los proyectos subvencionados, se permite, a instancia del beneficiario y de forma extraordinaria, la ampliación de los plazos de ejecución y justificación de proyectos industriales beneficiarios de ayudas o financiación de la Secretaría General de Industria y de la PYME que ya hayan estado objeto de extensión del plazo de ejecución con anterioridad, siempre que se aleguen circunstancias sobrevenidas directamente vinculadas a los estados de alarma derivados de la crisis de la COVID-19.

Es decir, los beneficiarios de concesiones de préstamos a proyectos industriales otorgados por la Secretaría General de Industria y de la PYME podrán solicitar modificaciones del cuadro de amortización de la misma durante el plazo de dos años y medio contados desde la entrada en vigor de Real Decreto 463 / 2020, de 14 de marzo; siempre que la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 haya provocado periodos de inactividad de beneficiario, reducción en el volumen de sus ventas o interrupciones en el suministro a la cadena de valor

MORATORIAS Y OTRAS MEDIDAS CONCURSALES

Además, también se ha aprobado una nueva prórroga de la moratoria concursal vigente desde marzo de 2020 hasta finales de 2021.

JUNTAS TELEMÁTICAS

La norma regula también, la posibilidad que todas las sociedades de capital y el resto de personas jurídicas de Derecho privado (sociedades civiles, sociedades cooperativas y asociaciones) que no hayan podido modificar sus estatutos sociales para permitir la celebración de la junta general o asambleas de asociados o de socios por medios telemáticos, puedan seguir utilizando estos medios durante el ejercicio 2021, garantizando así los derechos de los asociados o socios minoritarios que no pudieran desplazarse físicamente hasta el lugar de celebración de la junta o la asamblea.

APLAZAMIENTO DE DEUDAS TRIBUTÀRIS

Se concederá el aplazamiento del ingreso de la deuda tributaria correspondiendo a todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones el plazo de presentación e ingreso finalice desde el día 1 de abril hasta el día 30 de abril de 2021, ambos incluidos.
Será requisito necesario para la concesión del aplazamiento que el deudor sea una persona o entidad con volumen de operaciones no superior a 6.010.121,04 euros en 2020.
Las condiciones del aplazamiento serán las siguientes:

  1. a) El plazo será de seis meses (no de hasta seis meses, seis meses justos).
  2. b) No se meritan intereses de demora durante los primeros cuatro meses, los dos restantes se pagará el interés del 3’75%.

DESCARREGA LA INFO EN PDF